viernes, 19 de febrero de 2010

Religión y ciencia - Albert Einstein


Esta semana, en alguno de los comentarios del blog, alguien volvía a citar a Albert Einstein como argumento en defensa de la existencia de Dios. Como al pobre Einstein no dejan de citarle fuera de contexto para atribuir a sus palabras un sentido que no tienen voy a reproducir en esta entrada su artículo "Religión y ciencia" para dejar claro a aquellos que le citan sin haber leído ninguna de sus obras que es lo que Einstein entendía por "ser religioso". Nadie podrá dudar que la "religiosidad cósmica" a la que hace referencia no tiene nada que ver con lo que habitualmente entendemos por religión. Einstein se definió a si mismo como un "no creyente profundamente religioso" y dejó claro en varios escritos, incluido este, su rechazo a la existencia de un Dios personal y a la relación entre religión y moral. La religiosidad del Einstein se revela más como una extraordinaria admiración por la complejidad y orden del universo y la necesidad de desentrañar sus misterios que en lo que comúnmente entendemos por un Dios con nombre y apellidos (el Alá musulmán, el Yahvé judío, o la trinidad cristiana).


Religión y ciencia

Todo lo imaginado y realizado por el hombre sirve para librarlo de sentimientos de necesidad y para calmar sus sufrimientos. Hay que tenerlo en cuenta si queremos comprender los movimientos espirituales y su desarrollo. Pues sentir y ansiar son el motor de todos los logros humano, aunque esto parezca demasiado idealista. ¿Cuáles son los sentimientos y las necesidades que han llevado al hombre al pensamiento religioso y a creer, en el sentido más amplio de la palabra? Si reflexionamos, caeremos en la cuenta de que en los orígenes del pensamiento y de la experiencia religiosos aparecen sentimientos diversos.

En el hombre primitivo es el miedo. Miedo al hambre, a los animales salvajes, a la enfermedad, a la muerte. Debido a que a ese nivel de la existencia la comprensión de las conexiones causales suele ser mínima, el ingenio humano se desdobla en entes más o menos análogos, de cuyas acciones y deseos dependen las acciones temidas. entonces se da el deseo de captar la simpatía de dichos entes celebrando ceremonias y haciendo sacrificios que, según creencias transmitidas de generación en generación, han de aplacarlos. Estoy hablando de la religión del miedo.

Ésta no es creada, pero sí establecida en gran parte por la formación de una casta de sacerdotes que se hace pasar por mediadora entre el pueblo y los temidos entes, y funda posteriormente una supremacía.

A menudo el dirigente, el que gobierna o la clase privilegiada, cuyo dominio mundano se apoya sobre otros factores, incorpora las funciones sacerdotales para su propia seguridad, o bien establece una comunidad de intereses con la casta sacerdotal.

Una segunda fuente de configuraciones religiosas son los sentimientos sociales. El padre, la madre, los dirigentes de las comunidades humanas son mortales y susceptibles de cometer errores. El anhelo de dirección, de amor y de apoyo moral motiva la creación de conceptos sociales, como por ejemplo el concepto moral de Dios. Tal es el Dios de la Providencia, que ampara, recompensa y castiga. Es el Dios que según el horizonte de los hombres impulsa la vida de la familia, de la humanidad, que consuela en momentos de desgracia y de nostalgia, que custodia las almas de los muertos. Éstas son las nociones morales y sociales de Dios.

En las Sagradas Escrituras del pueblo judío se nota la evolución que lleva desde la religión del miedo hacia la religión moral. Su continuación se llevó a cabo en el Nuevo Testamento. Las religiones de todos los pueblos civilizado, en especial de Oriente, son en esencia religiones morales. Ha sido un adelanto fundamental en su existencia el paso de las religiones basadas en el temor a las de orden moral, pero al considerarlas debemos evitar ese prejuicio que supone que toda religión primitiva está puramente basada en el miedo, y que toda religión de pueblo civilizado es puramente de tipo moral. Todas son mixtas, aun cuando haya una proporción entre el mayor avance cultural de un pueblo y el predominio en él de la religión de tipo moral.

Lo que iguala a todas estas religiones es el carácter antropomórfico que atribuyen a Dios. Es un estadio de la experiencia religiosa que sólo intentan superar ciertas sociedades y ciertos individuos particularmente dotados. En todas se encuentra un tercer grado de experiencia religiosa, aunque casi nunca esté tampoco en estado puro. Es la llamada religiosidad cósmica, difícil de comprender pues de ella no surge un concepto antropomórfico de Dios.

El individuo siente la futilidad de los deseos y las metas humanas, del sublime y maravilloso orden que se manifiesta tanto en la naturaleza como en el mundo de las ideas. Ese orden lleva a sentir la existencia individual como una especie de prisión, y conduce al deseo de experimentar la totalidad del ser com un todo razonante y unitario. La religiosidad cósmica se puede encontrar incluso en las primeras etapas del desarrollo religioso, por ejemplo en algunos salmos de David y en algunos profetas. El componente de religiosidad cósmica está mucho más acentuado en el budismo, como nos lo han demostrado los magníficos escritos de Schopenhauer. Los genios religiosos de todos los tiempos eran admirables gracias a esta religiosidad que no conocía dogmas ni Dios alguno concebido a la manera del hombre. Y es por esto que no puede haber ninguna iglesia cuya enseñanza fundamental se base en la religiosidad cósmica, y también por eso encontramos entre los herejes de todos los tiempos a hombres colmados de ella, considerados muy a menudo idealistas o hasta santos por sus contemporáneos. Hombres como Demócrito, Francisco de Asís y Spinoza están muy cerca unos de otros.

¿Cómo pueden comunicarse los hombres esta religiosidad cósmica si con ella no es posible formar ni un concepto de Dios ni una teología? A mí me parece que tal es la función principal del arte y de la ciencia: despertar y mantener vivo ese sentimiento en todos aquellos que estén dispuestos a recibirlo.

Así llegamos a una concepción no común de las relaciones que vinculan la ciencia con la religión. Pues solemos inclinarnos ante la premisa histórica de que ciencia y religión son dos entes irreconciliablemente antagónicos, y ello a causa de un motivo muy comprensible. Quien esté impregnado de la regularidad causal de todos los hechos considerará imposible el concepto de un ente que intervenga en los sucesos del universo, ya que en la hipótesis de la causalidad no caben ni la religión del miedo ni la religión social, o sea moral. Según ella, es impensable un Dios que recompensa y castiga, que presupone que el hombre actúa según compulsiones externas e internas, de modo que no puede ser responsable ante Dios, como no lo es de sus movimientos un objeto carente de vida. Ésta es la causa por la que se acusó a la ciencia de corromper la moral, una acusación muy injusta. Para que sea eficaz el compromiso ético de los hombres debe basarse en la compasión, la educación y en motivos sociales: no necesita de ninguna base religiosa. Sería muy triste por parte de la humanidad si sólo se refrenara por miedo al castigo y por la esperanza de un premio después de la muerte.

Es comprensible que desde siempre la Iglesia haya combatido la ciencia y haya perseguido a sus adeptos. Pero opino por otro lado que la religiosidad cósmica es el estímulo más alto de la investigación científica. Sólo el que pueda imaginar los esfuerzos extraordinarios que hacen falta para abrir nuevos caminos a la ciencia, es capaz de apreciar la fuerza del sentimiento que surge de un trabajo ajeno a la vida práctica. ¡Qué fe más profunda en la racionalidad del universo construido, y qué anhelo por comprender, aun cuando fuera sólo una pequeña parte de la razón que revela este mundo, tenían que animar a Kepler y a Newton para que fueran capaces de desentrañar el mecanismo de la mecánica celeste con el trabajo solitario de tantos años!

Quien sólo conozca la investigación científica por sus aplicaciones prácticas llegará fácilmente a una concepción falsa del estado de ánimo de los hombres que han abierto el camino de la ciencia. Sólo aquel que haya consagrado su vida a objetivos semejantes posee una imagen viviente de lo que ha inspirado y dado fuerza a estos hombres para que a pesar de innumerables fracasos permanecieran fieles a su objetivo. Es la religiosidad cósmica la que da esa fuerza. Un contemporáneo ha dicho, y no sin razón, que en esta época tan fundamentalmente materialista son los investigadores científicos serios los únicos hombres profundamente religiosos.

Albert Einstein



48 comentarios:

  1. Yo también estoy podrido de que citen a Einstein...y de que me manden pps al mail con sus frases y un mensaje final sobre Jesús.
    Es muy interesante lo que plantea Einstein. Sam Harris dice algo parecido, en el sentido que los ateos, al alejarnos de la religión nos alejamos también de la espiritualidad. Las religiones monopolizaron la espiritualidad, pero no tiene por qué quedar así. A pesar del significado literal que hay en la palabra "espiritual", no veo por qué deba estar relacionada con dioses o supersticiones (Eintein ve lo mismo con el término "religión"). Yo personalmente evito estas palabras porque ya están arraigadas en la gente con el significado que se les dio por siglos. Pero uno puede sentir la espiritualidad frente a una obra de arte, a la variedad de la vida o la grandeza del universo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo suelo usar como argumento de que Dios existe algo muy simple... mi abuela que tiene 93 años y nunca me ha engañado, dice que existe, así que no me atrevo a dudar de su palabra.
    Seguiré leyendo su sitio, me parece muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que básica tu respuesta realmente pense que la gente que visita este portal es gente con altura de mira y fundamentos sólidos los cuales he leído en un par de respuestas pero citar a tu abuela en un tema como este me parece bastante inapropiado y hasta me atreveria a decir estupido

      Eliminar
    2. Creo, me parece , que está siendo sarcástico.

      Eliminar
  3. El argumento de autoridad es una falacia muy utilizada. De hecho el argumento de autoridad que el desborzador de fantasía utiliza es el más primitivo de todos, el que nos enseñan desde niños: lo creo hago por que me lo dice mí papá o mí mamá, o la abuela en este caso.

    Ello no significa nada más que un saludable respeto por las personas mayores pero de allí a que tengan la razón hay mucho trecho.

    Saludos Despredicador, gracias por la cita de Einstein.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, yo creo que "el desbrozador" estaba siendo irónico pero tal vez me equivoque.

    ResponderEliminar
  5. Nunca lo sabremos.

    Nunca había leído nada de este tipo de parte de Einstein. Me parece muy bueno. Siempre he contemplado la realidad en lo que ahora sé que él describe como religiosidad cósmica, veo que no estoy tan sólo como pensé.

    Saludos a todos los seres pensantes, no fanáticos, del mundo :D!

    ResponderEliminar
  6. Hola, en realidad, siendo creyente y practicante, considero de gran manera que presentar a Dios como que Él fuera la religión es equivocado tomando en cuenta que gran parte de ella es del hombre y en muchas ocasiones ha sido utilizada para la "manipulación de las masas", sí se me hace complicado pensar que Dios conlleva convenientemente muchos pensamientos humanos, sin embargo, y es esto lo que de alguna manera me aferra a Dios más allá de la religión, sé que debe existir un ser creador porque veo la creación a mi alrededor, si veo una pintura, sé que alguien la pintó entonces si veo un árbol sé que de algún lado debió nacer por otro lado está también la idea de que es errado decir que Dios no existe porque no puede ser científicamente comprobado, en tal caso lo correcto sería que Dios es científicamente incomprobable por el momento porque científicamente sabemos que no todo lo incomprobable es inexistente, por ejemplo, el hecho de que no se hubiera podido comprobar que la Tierra era redonda, no significaba que no lo fuera, el hecho de que no se hubiera podido comprobar de que existía un 9no. miembro del sistema solar no significa que no lo hubiera, solamente que hasta el momento era científicamente incomprobable, mas no inexistente.

    Creo, de nuevo, que muchas cosas a lo largo del tiempo han sido manipuladas inescrupulosamente por el hombre, sin embargo, esto no pierde el valor de fondo que, en mi caso, encuentro en la Escritura, que más allá de un listado de leyes a obligatoriamente cumplir sentada por aquellos pueblos, es una guía directa de un comportamiento correcto, entre otras.

    ResponderEliminar
  7. Si tu insistes yo insisto. Tampoco es científicamente demostrable la inexistencia de unicornios, hadas, gnomos, pitufos, sirenas y un largo etcétera de criaturas imaginadas por la mente humana, incluidos dioses como Osiris, Zeus, Zoroastro, Baal, Isis, Hermes, Ares, Yavhe... no creo que haga falta decir más.

    Lo de que viendo un árbol sabes que hay un creador del mismo modo que viendo una pintura sabes que hay un pintor me ha dado mucha pena. Es muy triste ver hasta que punto llega la ignorancia en biología y como se habla sin conocimiento de causa de un hecho tan fundamental como es la evolución de las especies. Que a estas alturas de la historia aún haya gente que piense que hace falta un creador para que haya árboles o pingüinos es muy muy triste, llegar a entender la evolución debería ser tan importante como saber leer o escribir.

    ResponderEliminar
  8. Sólo una última petición, podrías darme la fórmula para conseguir el amor por favor, te lo agradecería mucho.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Ooohhh, Rudy, que decepción. Esta tendencia de los creyentes al reduccionismo es muy triste. ¿cómo vamos a sentir amor los seres humanos si no existe Dios? pues la verdad es que del mismo modo que podemos sentir odio, miedo o ansiedad. Los sentimientos son obra de la actividad de nuestro cerebro, nuestra mente es una propiedad emergente de ese cerebro, y ésta no es una característica exclusiva de los humanos. Si uno observa las distintas formas de vida podrá darse cuenta enseguida de que la adquisición de sentimientos cada vez más complejos esta directamente relacionada con la complejidad del cerebro, desde la ausencia de consciencia en una planta o una ameba a la multitud de emociones y comportamientos sociales de los primates ¿alguien puede negar que un perro puede estar triste o contento? ¿alguien que haya trabajado con primates se atrevería a decir que no poseen sentimientos de afecto y aversión mutua?.

    Ahora bien, ¿que es una propiedad emergente? esta se define como aquella propiedad o proceso de un sistema no reducible a las propiedades o procesos de sus partes constituyentes. Un ejemplo fácilmente comprensible es la vista, es evidente que un átomo de carbono no puede ver, tampoco puede ver una proteína ni una neurona, pero si todos estos elementos se organizan en una estructura compleja como el cerebro, ésta adquiere la capacidad de formar imágenes a partir de señales químicas, lo que nosotros vemos es simplemente la forma en la que nuestro cerebro interpreta las señales que recibe por los ojos en forma de radiación luminosa con distintas longitudes de onda. Se puede decir lo mismo del oído o del olfato y también de los sentimientos, el amor, el odio, el miedo, la felicidad, la tristeza y todos los demás son el resultado de señales químicas en nuestro cerebro producidas como respuesta a impulsos externos. De hecho, existen patologías que hacen que determinadas personas no puedan sentir empatía por otras, es el caso de los psicópatas, otras producen trastornos en el estado de ánimo, como la depresión, todos ellos asociados a desequilibrios químicos en el cerebro. Otro buen ejemplo son los tumores cerebrales, según en que región del cerebro se produzcan pueden causar profundos cambios de conducta en el paciente, así por ejemplo el síndrome de la convejidad frontal se manifiesta en forma de apatía, indiferencia y depresión; mientras que el síndrome orbito frontal se caracteriza por desinhibición, impulsividad, labilidad emocional y euforia. También es muy interesante el hecho de que existan medicamentos capaces de controlar estas alteraciones del estado de ánimo.

    Estoy preparando la traducción de una conferencia sobre psicología evolutiva que explica bastante bien el origen darwiniano de nuestras emociones y comportamientos, incluido el altruismo. Espero que cuando la publique te resulte útil en tu incansable búsqueda de la verdad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Perdona el malentendido Despredicador, estarás de acuerdo conmigo en que no mencioné a Dios en mi solicitud y debo comentarte que tampoco la realice con un valor de fondo relacionado con el tema, tampoco me refería a...¿cómo dices?... que "Los sentimientos son obra de la actividad de nuestro cerebro, nuestra mente es una propiedad emergente de ese cerebro, y ésta no es una característica exclusiva de los humanos", mi pregunta era en función de la fórmula completa/compleja para conseguirlo, no para sentir, lo que obviamente es una reacción del cerebro, sino conseguirlo de forma clara concisa y directa, quizás no debí usar el amor en mi solicitud si no el éxito o quizás el gusto por todas las comidas.

    Además lo de "¿cómo vamos a sentir amor los seres humanos si no existe Dios?" es realmente triste que pienses eso aunque lo hayas comentado por mi, con todo respeto, ¿no cae un poco en lo absurdo?, que para un creyente Dios sea el amor no significa que sin Él no pueda sentirlo :-) creo que es completamente ajeno e independiente lo que podamos sentir, respecto a que creamos o no, debo aceptar de cualquier manera que muchos llamados creyentes lo opinan de esa forma.

    Sé que quien no cree en Dios puede amar a alguien, a la mamá, herman@, padre o tal vez a una mascota, es lógico entonces reconocer y absurdo negar que el amor es independiente de la creencia o incluso la existencia de Dios.

    ¿Por qué todas mis preguntas relacionarlas con Él?, ¿acaso porque soy creyente debo tener una idea ciega de que todo cuanto sucede está íntimamente ligado a su intervención? ¿en donde queda la decisión humana, la razón, la lógica, el estudio y demás?, de nuevo entonces si tienes la fórmula para conseguirlo(s) con sinceridad te lo agradeceré bastante.

    Que estés bien.

    ResponderEliminar
  11. Hola Rudy ¿qué tal? Vos decís esto:
    "Además lo de "¿cómo vamos a sentir amor los seres humanos si no existe Dios?" Parece que no entendiste que Despredicador está atacando esa creencia.

    "de nuevo entonces si tienes la fórmula para conseguirlo(s) con sinceridad te lo agradeceré bastante." Perdón que me entrometa, pero el autor del blog habla sobre religión, ateísmo y ciencia, no es un gurú hindú que saca libros de autoayuda sobre cómo obtener la fórmula para conseguir el amor u otros sentimientos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. En fin Rudy, tal vez el hecho de que éste sea un blog sobre la existencia de Dios pueda explicar la interpretación que he hecho de tu pregunta. Comparto la opinión de Gabriel, si la pregunta sobre el amor no tenía nada que ver con la existencia de Dios no entiendo muy bien a que venía en ese lugar y en ese momento concreto de la conversación.

    De tu segundo párrafo no he entendido nada pero gracias al tercero me hago una idea de tus limitaciones a la hora de usar la lógica. Comparto la conclusión de que el amor no tiene nada que ver con la existencia de Dios pero no comprendo el razonamiento que empleas para llegar a ella. las premisas que utilizas no conducen para nada a la conclusión que sacas.

    En definitiva, creo que sigues echando balones fuera, divagando sobre temas difusos ¿tienes o no tienes algún argumento que apoye de un modo razonable la existencia de Dios? y en caso de no tenerlo ¿tienes al menos alguna crítica razonada a los argumentos que aquí se exponen en contra de su existencia?.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. queridos amigos, creo que a lo largo de la historia de las civilizaciones esta mas que claro que las religiones que le ponen un nombre y apellido a un dios fueron responsables de fomentar odio, guerras, saqueos y desinformacion para la convencia social y economica de sus respectivos dirigentes y sacerdoseos. no creo personalmente en esas instituciones sino que por el contrario creo que son el cancer mas grande que tiene la civilizacion desde el comienzo de los tiempos hasta nuestros dias, de echo me parece casi inaceptable que estando en el siglo 21 aun exista gente que crea en resarle a una estatua, tampoco creo en un dios pensante que me observa y va a castigar si me masturbo con la foto de la virgen maria o me va a premiar con vida eterna si no engaño a mi mujer. sin embargo creo que el teclado con el cual escribo ahora no se autofabrico de la nada sino que alguien lo hizo por lo cual presumo que escapa al entendimiento humano que fuerza superior creo algo tan complejo como el universo tal y como lo persivimos nosotros en nuestras limitadas 3 dimenciones, 4 en realidad si contamos el tiempo como una de ellas que en definitiva lo es. creo que el echo de no poder no solo explicar sino que tampoco podemos comprer el minuto antes del bigbang osea el tiempo antes del tiempo nos indica que intelectualmente no estamos a la altura de comprender ciertas cosas ya que nosotros vivimos una realidad universal de causa y efecto sin embargo eso no explica para nada la creacion en si ya que siempre tuvo que haber alguien o algo antes que creo a su sucesor a menos que la fuerza que creo nuestro universo este alojada en una dimension donde la dimension del tiempo no existe por lo cual no necesitaria ser creado ya que al no exister el tiempo dicha fuerza siempre estubo alli. estoy loco de atar!!! por cierto dejen de rezarle a un carpintero que murio hace 2010 años. dejense de joder!!!

    ResponderEliminar
  14. rudy, no soy ningún cintífico ni tengo doctorados, pero la lógica no te va a explicar todo, en el occidente hemos atrofiado nuestro sentido del espiritu buscando siempre la razón sobre la intuición. Creo que todo el debate amerita un análisis más profundo. Einstein, en distintos momentos de su vida, ha declarado palabras que se contradicen, en algunas enunciando que es imposible imaginar un mundo sin la existencia de un Dios, y en otra negandolo como entidad.

    Creo que es bueno el debate, pero debemos tratar de leer y entender, y buscar la verdad, no se tener razón o no. Yo no creo que la conozca, por eso leí atentamente todo. Es bueno que haya un debate. Saludos.

    ResponderEliminar
  15. cuando me referi a "rudy", quise decir "despredicador"...

    ResponderEliminar
  16. Hola anónimo, comparto tu opinión de que es bueno que haya debate, ese es el objetivo del blog, y también soy consciente de que la lógica o la ciencia no pueden explicarlo todo, otra cosa muy distinta es que podamos inventarnos las explicaciones de aquello que aún no entendemos. Que no conozcamos la explicación de un fenómeno no significa que no la tenga y mucho menos significa que esa explicación sea un ser imaginario inventado ad hoc.

    ResponderEliminar
  17. Hola despredicador, soy yo nuevamente "anónimo" de arriba, es que no sé que otro modo identificarme, no me llevo bien con la tecnología. Bueno, yendo al grano, y siempre que hablo lo hago sin portar ningún tipo de bandera, ni cientifica, ni religiosa, ni tratando de convencer a alguien, que como dije arriba, he leido sobre Einstein y cada frase que él ha dicho, debe ser analizada en el contexto social y temporal de su vida, ya que fue muy cambiante, y en cada etapa de su vida diferían bastante y contradecían sus palabras, por eso es que pienso que no sirve citar "frases" de Einstein, ya que podríamos obtener frases de ambos puntos de vista. Es decir, muchos dicen que Einstein no creía en Dios, y tienen razón, y otros dicen que era un religioso, y también tienen razón.

    ResponderEliminar
  18. gracias por este artículo
    ahora veo que Einstein pensaba como yo creía que pensaba
    El contexto cambia mucho sus citas

    ResponderEliminar
  19. Que Dios existe o no, podemos discutirlo. Lo que no merece discusión alguna es que lo que no existe es Inteligencia. Todos los titulares de blogs dedicados a la Ciencia, repiten sin cesar los mismos argumentos e historias. Copian y pegan el mismo pensamiento, la misma opinión y el mismo criterio. Se han vuelto clones de si mismos. No aciertan a expresar ninguna novedad. Me recuerdan a los miembros de una secta: ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Un poco más de valentía no les vendría nada mal... En serio.

    http://cienciafalsa-religion.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Es muy dificil para el que no conoce creer, poreso me da pena y tristeza ver escritos por personas insensibles que al parecer se hacen pasar por personas estudiadas y no le dan gracias al unico ser Supremo que le vio desde antes de nacer. Ojala y no tengas que aclamar a El cuando tengas cerca a un hijo enfermo o una perdida familiar. Solo el que lo vive lo puede creer. Dios si existe, te ve todas las mañanas mientras abres los ojos y tines vida. Lastima que usted no lo pueda ver.

    ResponderEliminar
  21. ANONIMO, te pido analices este ejemplo: si tu pariente está grave, probablemente ores intensamente. Sin embargo, si no recibe atención médica urgente, lo más probable es que fallezca, a pesar de todos tus rezos. Ahora bien, si se salva dirás GRACIAS A DIOS...y si se muere acaso dirás lo mismo??
    Curiosamente, uds. los creyentes hacen participar a un ser supremo cuando sale algo bien, pero si sale mal, SILENCIO, DIOS NO TUVO QUE VER NADA EN ESO..!!???

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. ** Yo creo que mi comentario es muy largo y por esto da problemas pero lo voy a colocar por partes **
    **************
    Buen día, hace mucho tiempo dejé de comentar en este blog porque comprendí que no tenía mucho sentido en realidad, defendí varios puntos desde ángulos de la Iglesia Católica, debatí ideas, propuse pensamientos y expuse ideas lógicas, sin embargo, en muy pocas (realmente contadas) conté con alguna respuesta positiva y me refiero a cosas bastante aterrizadas (no todas claro está) y a argumentos regularmente definidos, en fin, luego de ver varios comentarios deseo postear nuevamente e iré por partes.

    Hace tiempo pregunté por la fórmula para el amor, el éxito o el gusto por todas las comidas, sin embargo, se dio la vuelta a la pregunta y me respondieron con otra cosa, yo (nótese el YO) lo veo de esta forma

    El amor, el éxito y el gusto por todas las comidas son algo que existen que se siente y que se pueden sentir (especialmente el amor y el comer) y el éxito tiende a ser muy relativo para cada persona, pero a la larga existe y no existe una fórmula ni una manera científica de comprobarlo u obtenerlo (el éxito) y ahora, a pesar de no ser comprobable científicamente o como quieran con una fórmula u otra cosa similar en cualquier ciencia (pues quien lo hiciera ya sería millonario vendiéndola o yo que sé) todos o la mayoría de personas sabemos que existe porque lo hemos vivido, lo hemos sentido y lo hemos experimentado.

    Ahora bien, yo creo en "un ser imaginario inventado ad hoc" porque lo he experimentado, en mis limitaciones, pero experimentado, porque da la casualidad de que cuando alguien se enferma, se cura y cuando alguien tiene cáncer, curiosamente luego de orar su "células tiene una regeneración" inexplicable, pero no quiero entrar mucho en esto porque hay otro gran tema que extender respecto a esto, como sea.

    Por otro lado, sigo creyendo (aclaro que sólo hasta cierto punto) inválido el argumento de:

    "Tampoco es científicamente demostrable la inexistencia de unicornios, hadas, gnomos, pitufos, sirenas y un largo etcétera de criaturas imaginadas por la mente humana, incluidos dioses como Osiris, Zeus, Zoroastro, Baal, Isis, Hermes, Ares, Yavhe... no creo que haga falta decir más."

    ResponderEliminar
  24. Aclaro de nuevo que sólo hasta cierto punto, porque a pesar de que es un pensamiento razonable y lógico, lo mismo le habrán dicho a Galileo y sabiamente se presume que susurró "y sin embargo, se mueve" y la Tierra no era plana y existe Plutón y hasta habrá vida en otros planetas, en fin, de que es lógico, lo es, pero es un pensamiento cerrado y limitado pero no me quiero seguir desviando.

    Considero justo atacar la religión pues es de los hombres y por tanto tiene errores, poco claro está que Dios NO es la religión aunque ella forme parte de Él y esto lo pienso intentando ser estructurado de la siguiente forma y corríjanme si me equivoco por favor:

    a) Mi meñique “forma parte” de rudy
    b) Mi meñique “no” es rudy
    c) Por tanto no puedo estudiar completamente a rudy, con una ciencia que estudie mi meñique, podré entender mucho pero no todo.

    Esto es entonces:

    a) La religión forma parte de Dios
    b) La religión “no” es Dios
    c) Por tanto no puedo estudiar completamente a Dios, con una ciencia que estudie la religión(o la Biblia a fin de cuentas) podré entender mucho pero no todo.

    No espero que guste, pero si estoy equivocado, espero ampliamente sus comentarios (por favor, no vayan a decir las cosas que los "creyentes" dicen que es y con las que ustedes no están de acuerdo, sino lo que a una forma más profunda quieran decir) porque yo no pienso como muchos "creyentes"

    Por último, yo no sé los demás, pero yo le agradezco a este "ser imaginario inventado ad hoc" porque alguien me haga daño pues sé que la situación me ayuda a mejorar o ser más fuerte, NO salto de alegría si alguien de mi familia se enferma gravemente o muere, pero le agradezco el tiempo que pude compartir con ella y si está enfermo le agradezco porque podría estar peor y no lo está, porque es una prueba para ser más fuerte o lo que sea que en ese momento se de, yo (nótese de nuevo el YO) agradezco en lo bueno y en lo malo y expreso abiertamente que la gran mayoría dicen "SILENCIO, DIOS NO TUVO QUE VER NADA EN ESO...", triste pero cierto.

    Por cierto, casi lo olvido, es válido, lógico, razonable e irrefutable que alguien diga "Para MI no existe el amor, el éxito (o lo que sea para fines de ejemplo) porque no lo he sentido, experimentado o vivido, NO ME CONSTA", para esa persona no existe y esto es válido y correcto. ("y sin embargo se mueve")

    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Hola Rudy, efectivamente tu post era muy largo y he visto que me llegaba como spam pero ya veo que lo has solucionado antes de que yo pudiese hacerlo. En primer lugar gracias por volver a participar en el blog, intentaré responder a tus argumentos por partes.

    Empecemos por el asunto del éxito. Tu argumento es que no existe una fórmula matemática que conduzca al éxito y sin embargo el concepto de éxito existe. Afortunadamente también aclaras que el concepto de éxito es hasta cierto punto subjetivo. Si nos atenemos a la definición de éxito, esto es, el resultado feliz de una actuación o la buena aceptación de alguien o algo, nos damos cuenta enseguida de que el resultado de una misma acción puede suponer simultáneamente un éxito para una persona y un fracaso para otra. Un partido de fútbol es una misma acción en la que se enfrentan dos equipos y el resultado final será en muchos casos un éxito para uno de los equipos y un fracaso para el otro. Del mismo modo la misma cantidad de público que acude a un concierto o a una manifestación puede ser considerada como un éxito o un fracaso según quien haga el análisis. En definitiva, el éxito es un término abstracto, es decir, el concepto de éxito no tiene sentido si no es asociado a algo concreto y para no alargarme en la explicación me remito a wikipedia:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Sustantivo_abstracto

    Dios no puede ser comparado con un concepto abstracto dado que su existencia o la idea de Dios no depende de un sujeto o acción concreta preexistente. La idea de Dios, tanto la tuya como la de las religiones mayoritarias, es la de un ente concreto. Dios no puede ser y no ser al mismo tiempo, o es o no es, y debe tener sentido por si mismo.

    Conclusión, no existe una fórmula matemática o explicación científica para el éxito porque la ciencia no se encarga de conceptos abstractos sino de sujetos concretos. En cualquier caso Dios no puede ser entendido como un concepto abstracto y por lo tanto la comparación que haces carece de sentido.

    ResponderEliminar
  26. En el segundo punto afirmas que crees en Dios porque lo has experimentado. Como ejemplo de experiencia de Dios esta la curación de enfermos por la oración. Bien, en primer lugar no existe ninguna prueba científica que demuestre ninguna curación a causa de la oración, pueden existir curaciones cuya explicación no se conoce pero eso no significa en ningún caso que se deban a la oración. Una gran mayoría de las personas son creyentes de una u otra religión y recurren a sus dioses cuando están enfermos, en la práctica totalidad de los casos no sucede nada inexplicable y la enfermedad sigue el curso previsto, y en los casos en los que pueda haber una recuperación difícil de explicar no hay diferencias entre los creyentes de una u otra religión o incluso entre las personas no creyentes.

    Tercero, tu referencia a Galileo no la he entendido, Galileo defendía sus argumentos con datos científicos mientras que las personas que le condenaron recurrían a la fe religiosa. Tu argumento sin embargo es precisamente el inverso. Galileo no habría susurrado "e pur si mouve" por que tuviese fe en el movimiento de la Tierra aun en ausencia de pruebas sino porque el conocía esas pruebas objetivas. Tu no has aportado ninguna prueba de la existencia de Dios, más aun, reconoces que no existen pruebas de su existencia del mismo modo que no existen de la existencia de las hadas o los gnomos. Que tu adjudiques una curación no explicable a un dios determinado es una opinión tuya totalmente arbitraría y en ningún caso una prueba de nada.

    Por otro lado, experimentar a Dios, en el sentido de sentir su presencia, amarlo, sentir su compañía, no es muy distinto de lo que mucha gente siente al leer una novela y sentir simpatía, admiración e incluso amor por los personajes que en ella aparecen a pesar de que evidentemente no existen. Hasta llegar al punto de casos de suicidios pasionales por el amor sentido hacia personajes de ficción. Algo similar ocurre con los famosos amigos imaginarios de la infancia.

    Lo de que agradezcas al dios que te has imaginado el hecho de que te traten mal o que un ser querido enferme o muera.. pues ya es problema tuyo, pues creo haber dejado claro que no hay ninguna razón para sospechar la existencia de dios alguno. Y termino dejando claro que en todo el comentario no he criticado una religión concreta sino la existencia de dios en si misma y sobre todo, insistiendo en que tu "y sin embargo se mueve" final esta totalmente fuera de lugar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. yo solo se q no se nada y solo se q no existe dios

    ResponderEliminar
  28. "Sólo una última petición, podrías darme la fórmula para conseguir el amor por favor, te lo agradecería mucho."


    Rudy, estás pidiendo la receta para fabricar Éxtasis, no?

    ResponderEliminar
  29. antonio ruiz palacín: a mi me pasa algo parecido con los libros de matemáticas. Son todos iguales, se empeñan en usar los mismos argumentos y demostraciones. Me tienen de un harto...
    Con lo bonita que es la variedad. Cada persona un razonamiento y una lógica diferente. Eso valida los argumentos, siseñor.

    ResponderEliminar
  30. =), em, bueno pedía la fórmula del amor porque es algo que hay y que es perceptible, que todos sabemos que existe e imaginé que iba a existir una fórmula científica que comprobara su existencia, como todos sus conocimientos los basan en pruebas científicas y fundamentos imaginé que la tendrían, en fin, no hay mucho que ampliar.

    En conclusión, por mi parte, Yo no puedo decirles que crean en Dios porque Él existe, ese es mi (y en este caso, sólo "mi") punto de vista, sin embargo, puedo asegurar al 100% y sin temor a equivocarme que están errados en el argumento de "dios no existe" porque eso cierra absolutamente todas las puertas a algo que "quizás" exista, se dirán: "volvió de nuevo con el quizás y ya dijimos que NO existe porque no es comprobable", lo pienso por lo siguiente y les pido me corríjan (de todo el comentario, solamente esta parte si fuera posible):

    Entiendo que muchos pero no todos los descubrimientos iniciaron como una casualidad, luego, por esta casualidad, se dedicaron durante un buen tiempo a desarrollar las herramientas que les permitieran comprobar sus ideas y entonces luego, ya bien fundamentadas, dijeron que sí existían y que tenían la forma de comprobarlo.

    De seguro ahora dirán: "ajá, lo acaba de escribir, la Iglesia siempre ha dicho como loca que deben creer en un ser imaginario porque sino los mataban y NUNCA presentaron prueba científicas para comprobar lo que forzaron a toda la gente sin criterio a creer."

    ResponderEliminar
  31. Está bien, tienen razón...y ahora que tiene todo esto que ver?.... Dios ha sido revelado y sentido por medio de la casualidad (es decir, en varias ocasiones en donde por "casualidad" relacionamos a Dios, una oración, una petición, una necesidad, etc), el detalle es que mucho de los que lo sintieron carecían del conocimiento físico, matemático, químico o lo que quieran como para poder encontrar una fórmula de comprobación y en lugar de buscarla se dedicaron a disfrutar una vida con Él y a compartir lo que sentían, así como nadie se ha dedicado a encontrar una fórmula científica y comprobable del amor y la felicidad y más bien se han dedicado a disfrutar esto que viven.

    Entonces a que viene esto: a que el argumento que deberían de utilizar, sugiero, es "no creo en Dios porque aún no existen las herramientas para comprobar su existencia, cuando las desarrollen, veremos..." cosa que a mi lógica es muchísimo más razonable que decir a secas "dios no existe, porque no hay comprobación", lo cual, no es cierto.

    Al final a muy pocas personas les interesa, después de haberlo experimentado, encontrar una explicación científica a lo que vivieron pues sólo quieren que se repita, así que lo único que puedo desear es que tengan la oportunidad de experimentarlo (si en caso existe algo que experimentar) y que después comenten, pues nadie puede hablar, con propiedad, de lo que no conoce.

    Conocen a la misma gente que habla de un dios NO existente, pero nadie dice, "yo estudié teología y vi que era ridículo", "Yo hablé con el Arzobispo y no me supo dar una respuesta", "Yo me orienté con el director del decanato y habla puras tonterías", siempre es un creyente, un curita o la lógica de cada quien (no ha de ser así siempre, estoy seguro que muchos no creyente hicieron todo este recorrido con gente preparada, es solo que la mayoría habla como que fuera Dawkins, a el le hablaré, pero los demás sólo repiten)... no faltará alguien que diga..."yo sí lo hice y comprobé que eran tontos" pero siguiendo lo que dice "raulatreides: Con lo bonita que es la variedad. Cada persona un razonamiento y una lógica diferente. Eso valida los argumentos, siseñor." entonces espero que mis argumentos estén validados ... por variedad.

    Que estén bien,
    Rudy

    ResponderEliminar
  32. y perdón "raulatreides" si estoy utilizando tu comentario fuera de lugar o a mi favor, considero que se ajusta al contenido.
    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Vamos a ver Rudy, por lo que deduzco de tus comentario tú has "experimentado" a un dios, que casualmente se parece mucho al dios de la religión mayoritaria en tu entorno y tu tiempo, curiosamente los hindúes "experimentan" profundamente a Vishnú y hace casi 3000 años a la pitonisa de Delfos le susurraba Apolo al oído. A las niñas de Portugal se les aparece la virgen María y en Iran nacen cabras con el nombre de Mahoma escrito en la piel, curiosamente nunca pasa lo contrario. Creer en un ser imaginario y "experimentarlo" no tiene nada de sobrenatural y cualquier neurólogo o psicólogo lo entiende. Algunos niños "experimentan" la presencia de amigos imaginarios, los esquizofrénicos tienen conversaciones con voces en su cabeza, hay gente que fabrica recuerdos falsos y son incapaces de distinguirlos de la realidad, etc, etc, el cerebro humano es capaz de eso y mucho más.

    En cuanto a que no podemos decir que Dios no existe porque no podemos probarlo... en lugar de eso podemos hablar de cosas probadas, el universo no tiene unos pocos miles de años sino varios miles de millones, nunca ha habido un diluvio universal, el mundo no se creó en 6 días, las especies de seres vivos no son actos de creación independientes, la Biblia esta plagada de contradicciones, la distribución geográfica de las religiones se corresponde con zonas de influencia cultural, militar y colonial, el éxito del cristianismo en Europa se debe a la imposición violenta de un emperador romano y no a Jesús ni a los apóstoles, etc, etc en fin, llegar a la conclusión de que Dios no existe es fruto de una lista interminable de hechos probados, si a pesar de todo ello tú quieres seguir creyendo en un dios particular, pues tú mismo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Sólo como dato curioso, la Iglesia católica, que es de la que puedo hablar, enseña en su doctrina profunda lo que mencionaste en estos párrafos, lo del diluvio, lo de adán y eva, lo de la creación y del hecho de que el génesis, por ejemplo, es una muestra de libros "didácticos" que existen dentro de la Biblia, que no todo es real, que la Biblia tiene contradicciones, que también existen géneros literarios esos comentarios en realidad no son muy nuevos ni hacen que el mundo se caiga si me los dices, porque ya lo sabía y lo supe por parte de mi doctrina, lo que me hace ver que en realidad si me dicen este tipo de cosas quizás sea porque no tienen mucho que esconder, seguro esconderán más de algo, pero ya que la religión es casi del hombre, y el hombre tiene secretos, no me extrañaría que en la Iglesia también los hubiera.

    Una cosa es creer a ciegas, como muchas personas lamentablemente, y otra es creer porque hay razones.

    Con todo respeto, sigo pensando que es más válido decir, científicamente hablando: "no creo en Dios porque aún no existen las herramientas para comprobar su existencia, cuando las desarrollen, veremos..." - que decir a secas NO EXISTE.

    Una comparación clara sería decir "La sangre no contiene ningún tipo de información" y luego cuando tuvieron las herramientas adecuadas se dieron cuenta que había ADN con más información de la que esperaban, en resumen, cada una de la ciencias tiene sus propias herramientas de validación y comprobación. La Teología, también.

    Rudy

    ResponderEliminar
  35. OK, yo digo que no creo en Dios porque no existe ninguna razón para ello, ninguna prueba y ninguna necesidad. Cuando uno observa la naturaleza se da cuenta que de generación a generación hay una transmisión de información, eso es un hecho que el ser humano sabe desde antiguo, lo que no conocía era el sistema que se empleaba para esa transmisión hasta el descubrimiento del DNA y su función. La gente no decía que no hubiese transmisión de información, solo decía que no conocía el mecanismo. En el caso de Dios no hay ninguna cuestión por la que tengamos que plantearnos su existencia, no hay ninguna necesidad, no hace falta para nada, es un añadido a enigmas antiguos que ya no son tales. Ahora bien, tu dices que no es correcto decir que Dios no existe solo porque no podamos demostrar su existencia, como los unicornios fosforescentes de Saturno, los pitufos, la sirenita, las hadas del bosque, los cíclopes, Vishnú, Horus o Afrodita. ¿Podrías hacerme el favor de decirme al menos una de las validaciones o comprobaciones que la teología ofrece sobre la existencia de Dios? Con una será suficiente pero puedes exponernos todas las que quieras y veremos si realmente validan algo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  36. Por cierto, que casi se me olvida, según tu argumentación tú no puedes decir que no existen Osiris, Apolo o Mitra hasta que no puedas demostrar su inexistencia, de hecho no podemos negarla ninguno, tampoco podemos negar sin caer en una "presuntuosidad intolerable", como diría sarcásticamente Bertrand Russell, que Mahoma era un enviado de Alá que hizo un viaje de ida y vuelta al cielo, o que el ángel Moroni reveló un mensaje de Dios a Joseph Smith, o que el universo lo creó Brahma, un dios con cuatro cabezas y cuatro brazos, etc, etc, etc... ¿o si puedes? ¿con que argumentos exactamente afirmas la veracidad de una religión o de un dios sobre el resto?

    Estoy impaciente por conocerlos.

    ResponderEliminar
  37. Rudy:

    La percepción que tienes de Dios es una idea implantada por otras personas que estaban convencidas que Dios existe. Si nadie te lo hubiera enseñado o hubieras nacido en otro continente en este momento estarías defendiendo otra figura y a lo mejor otros intereses.
    Por qué distintas personas en distintos lugares del mundo lo interpreten de distinta manera? Algunas como un ser hermoso y divino, otras como un ente que deja todo al azar y muchas otras definiciones. Qué acaso existen varios dioses? Que pasó con las personas que nacieron antes de que se hablara de Dios? No eran dignas? No eran amadas por Dios? Imagino que habrán ido directamente al infierno por no rendirle culto.
    Hagamos un simple análisis, suponiendo que Tarzán existió, se crió entre los gorilas y jamás conoció a un humano... crees que le pediría a un ser imaginario que crezcan más bananas? No, porque nadie antes se lo mencionó.
    Mi opinión es que si Dios existe no estamos capacitados para entenderlo, o por lo menos hasta el momento no sabemos como hacerlo. Pero esto no justifica que ya que ignoramos un determinado tema estemos inventando cuentos para explicarlo. Por el contrario lo que hay que hacer es investigar, conseguir pruebas que demuestren la verdad.
    Si no hacen falta pruebas, pues entonces yo puedo inventar mi propia religión, mi propio Dios y en un tiempo conseguiré mis seguidores (mientras más ignorantes mejor) que serán tan fanáticos como los que vemos hoy en la secta católica.

    ResponderEliminar
  38. "Sería posible describir todo científicamente, pero no tendría ningún sentido; carecería de significado el que usted describiera a la sinfonía de Beethoven como una variación de la presión de la onda auditiva." A. Einstein

    ResponderEliminar
  39. Hola despredicador, mi nombre es Cecilio, te tengo una tarea. Manifiestas que Dios no existe, por que no puede ser comprobado, por método científico, y que las manifestaciones que se le atribuyen, al ser comprobación indirecta, no son realmente evidencia.
    Pues bien, el mes pasado estaba leyendo un Libro del Método científico, que me pidieron en Sociología, en donde plantea algunas premisas que la ciencia da por ciertas, aunque que no se han podido comprobar. Entre ellas esta "Que el mundo existe" pues bien, entonces concluiremos que el mundo no existe, y eso es lo mas racional.
    Eso quiere decir que tu no existes, y talvez yo tampoco, mucho menos esta sitio, jajá, que ridículo ¿No crees? Demuéstrame que el mundo existe y después discutimos de Dios.

    Por otro lado, sabes también leí ,en un libro de historia de las religiones, que esta en la natutaleza del hombre ser religioso, y según me comento un colega psicólogo, quienes refutan de forma tan activa la existencia de Dios, es porque en el inconsciente son profundos creyentes, pero no lo aceptan y lo reprimen. Eso dice la ciencia, la que tú profesas como único camino al conocimiento verdadero.
    Saludos

    ResponderEliminar
  40. "No soy ateo, y no creo que pueda llamarme panteísta. Estamos en la posición de un niño que entra en una biblioteca llena con libros en muchos lenguajes diferentes. El niño sabe que en esos libros debe haber algo escrito, pero no sabe qué. Sospecha levemente que hay un orden misterioso en el ordenamiento de esos libros, pero no sabe cuál es. Me parece que esa debería ser la actitud de incluso los seres humanos más inteligentes hacia Dios. Vemos el universo maravillosamente ordenado y obedecemos ciertas leyes, pero sólo entendemos levemente estas leyes. Nuestras mentes limitadas captan la misteriosa fuerza que mueve las constelaciones. Estoy fascinado por el panteísmo de Spinoza, pero admiro más la contribución de él al pensamiento moderno, porque fue el primer filósofo que pensó en el alma y el cuerpo como una sola cosa y no como dos cosas separadas."

    Poner a Einstein como ejemplo de ateísmo es falso, como también ponerlo como ejemplo de cirstiano. Él creía en algo a su manera, como se dice en lo que acabo de poner.
    Espero que algún día te puedas encontrar con aquel Dios que niegas, no sabes de lo que te pierdes.

    ResponderEliminar
  41. Buscamdo en el Diccionario etimológico la palabra Dios ne llevó al latín Deus y revela que este término no es propio del latìn sino de una voz indoeuropea que se lee Deiw que significa Brillo,Cielo y que posteriormente personifican como Deiwos,que quiere decir:Señor del cielo...del brillo...entonces se me aclara la comprensiòn al entender que Dios es un ser inteligente procedente de otras galaxias que "cayò del cielo" como estrella fugaz a la superficie terrestre...Este ente no tiene nada que ver con la creaciòn Universal...Estos entes tambièm estàn sujetos a leyes como todo el Universo...incluso la palabra Elohim,hebreo,que aparece en Génesis 1:1 quiere decir,fuertes poderosos extraños.Gracias.

    ResponderEliminar
  42. y con BOLUDIN me refiero a Despredicador

    saludos

    ResponderEliminar
  43. Interesantes comentarios y verdaderamente potables unos y otros. El Hombre es un ser que por naturaleza es inseguro, el primitivo y el actual. Y siempre busco las respuestas a lo que no podia explicar. Sea lo que sea que lo lleve a comportarse como un ser humano y no un animal, siempre es valido. Con Dios o sin Dios. Solo sabremos la verdad cuando llegue el momento de la muerte. O encontraremos o no una vida posterior. Pero si es claro que las religiones, bien sustentadas, no fomentan comportamientos maliciosos en el Hombre, sino que proclaman la Fe (presente), esperanza (futuro), y el amor (pasado+presente+futuro), lo unico que podra perdurar si existe Dios. La Fe sirve para creer en Dios que no puede ser visto, pero si lo vemos al terminar la vida, la Fe no hara falta. La Esperanza de verlo estara satisfecha. Pero el amor continuará . . .

    ResponderEliminar
  44. Simplemente esta es mi respuesta.Romanos 1: 18 “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda
    impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;
    19porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo
    manifestó. 20Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se
    hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas
    por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. 21Pues
    habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron
    gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón
    fue entenebrecido. 22Profesando ser sabios, se hicieron necios, 23y cambiaron
    la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre
    corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.
    24Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las
    concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus
    propios cuerpos, 25ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira,
    honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es
    bendito por los siglos. Amén.
    26Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus
    mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, 27y de
    igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se
    encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos
    hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su
    extravío.
    28Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a
    una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 29estando
    atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad;
    llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades;
    30murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios,
    altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31necios, desleales,
    sin afecto natural, implacables, sin misericordia;

    ResponderEliminar
  45. Es simple: Cuando entiendes la magnitud del concepto universo y has pasado horas enteras de tu vida razonándolo entiendes el concepto real de Dios. Algo tan real como el universo mismo. Comprende al universo y comprenderás el concepto de Dios. Afortunadamente solo se llega a esta conclusión de forma individual y entonces todos los conceptos de los grandes líderes religiosos (la mayoría de ellos desvirtuados por las instituciones)cobran el sentido real bajo el que fueron emitidos. Te invito a descubrirlo.

    ResponderEliminar